EXTREMADURA, UNA TIERRA CON MUCHA HISTORIA:

 

Romanos, bárbaros, musulmanes y cristianos han forjado el presente de Extremadura, dejando su impronta en una región que hoy conserva y honra esta herencia. Arquitectura, patrimonio y tradiciones inmemoriales que hacen de Extremadura una tierra de contrastes, y de gran riqueza cultural.

  

La Lusitania romana comprendía gran parte de lo que hoy es Extremadura, así como el centro del actual Portugal. Si bien sus primeros pobladores fueron los Lusitanos, podría decirse que gracias a los romanos, esta región conoció el esplendor y la riqueza del vasto Imperio.

 

Numerosos son los vestigios de esta civilización que salpican esta tierra y dan fe de un pasado de grandeza. Mérida, entonces Emérita Augusta, declarada patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es sin duda el lugar que mejor conserva su pasado romano. No sólo lo conserva, sino que ha revitalizado ese espíritu de la ciudad, que hoy es uno de los ejemplos más expresivos de la Hispania romana. Aquí podrás encontrar, entre otros importantes vestigios romanos, uno de los teatros romanos mejor conservados del mundo y el más antiguo en el que aún hoy se representan obras.

 

Otra de las huellas palpables de este pasado latino es la Vía de la Plata, antigua ruta de comercio entre Mérida y Astorga. Dos mil años después, aún puedes recorrer los 470km de esta calzada romana, y maravillarte de que siga siendo una de las principales vías de comunicación que vertebran el occidente español.

 

Tierra de contrastes

 

De su posterior pasado bárbaro y visigótico son ejemplos las murallas de las ciudades de Mérida, Cáceres y Coria.

 

Por su parte, los musulmanes también enriquecieron el patrimonio cultural de Extremadura. Quinientos años de influencia dejan numerosas muestras que encontrarás en todo el territorio del que fue el Reino de Taifas de Badajoz. Las alcazabas de Mérida y Badajoz son buena prueba de ello, así como la Plaza Alta, el Aljibe de Cáceres o el castillo de Trujillo. Sin duda, el arte mudéjar deja en Extremadura su impronta y contribuye, especialmente, a enriquecer un tesoro arquitectónico y artístico que te cautivará.

 

Su pasado cristiano queda marcado, fundamentalmente, por la gran aportación que hace esta región a la empresa americana. Tierra de descubridores como Núñez de Balboa, Francisco de Pizarro o Hernán Cortés, entre otros. Extremadura exhibe los frutos del trabajo de estos hombres, que hicieron de ella una tierra de prosperidad y riqueza indianas.

 

Texto extraído de: turismoextremadura.com



DESCUBRE CÁCERES, ¡TE SORPRENDERÁ!

 

Cualquier momento del año es bueno para visitar la ciudad histórica. Sus edificios nos transportan con facilidad a épocas pasadas. Son sorprendentes los rincones que podemos descubrir, parándonos a contemplar el perfil de una torre, un escudo o el imposible trazado de una callejuela empedrada.

 

Un paseo de noche por la ciudad monumental se hace imprescindible. La iluminación está cuidada para dar prestancia a los principales monumentos al tiempo que otras zonas se mantienen en una grata semipenumbra. El paseo en calma, incluso sin rumbo preestablecido, será una experiencia inolvidable. La ciudad parece dormida; la quietud y la belleza del entorno hacen que se perciban mejor las sensaciones, las sombras de los edificios con las cigüeñas en sus torres, la sobriedad de las portadas, la variedad de balcones; en definitiva, un increíble escenario de película medieval que se despliega ante nuestros ojos. Por su excelente estado de conservación, la densidad de monumentos y la singularidad de su trazado urbano, fue declarado MONUMENTO NACIONAL en 1949 el conjunto amurallado con los edificios que contiene, la Plaza Mayor y otras construcciones extramuros.

 

El Consejo de Europa le otorgó en 1968 el título de TERCER CONJUNTO MONUMENTAL DE EUROPA; y desde 1986 ostenta el nombramiento de CIUDAD PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, concedido por la UNESCO. Cáceres cuenta, además, con otros galardones: POMME D´OR AL MÉRITO TURÍSTICO, otorgado por la Federación Internacional de Periodistas y Escritores de Turismo en 1996; LES ETOILES D´OR DU JUMELAGE, concedido por la Comisión Europea en 1999; y el premio ARCHIVAL otorgado por la Asociación para la Recuperación de Centros Históricos en el año 2004.

 

Está integrada en redes turísticas como el grupo de CIUDADES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DE ESPAÑA, y La RED DE JUDERÍAS "CAMINOS DE SEFARAD". La ciudad fue CAPITAL CULTURAL DE EXTREMADURA EN 1992.

 

Texto extraído de la web: http://turismo.ayto-caceres.es/ 

 

CONTENIDO MULTIMEDIA

Conoce Extremadura

Cáceres y su patrimonio

Descubre nuestra Facultad